Y de lo más natural

(¯`v´¯) `*.¸.*´ ¸.•´¸.•*¨) ¸.•*¨) (¸.•´ (¸.•´ .•´ ¸¸.•¨¯`•.Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ

21 jul. 2011

Quemaduras y quemaduras solares

  
Para las pequeñas quemaduras, las que nos hacemos todos cada dos por tres, podemos tratarlas nosotros mismos sin problemas. La regla de oro es: acción inmediata.
  Primero: enfríe el área afectada. Si tiene hielo, aplíquelo. A falta de nada mejor, agua corriente fría: el grifo abierto y la quemadura en remojo. El frío alivia el dolor y bloquea el proceso tóxico-inflamatorio. Esta aplicación de frío debe durar por lo menos un minuto. Si el  dolor vuelve, repita. Una vez estabilizada la situación es el momento de pensar en  las hierbas. Tanto si se prepara un remedio como si tiene un preparado comercial a mano, evite los aceites y grasas o bálsamos. El  aceite conserva el calor, inhibe la circulación y el drenaje, todo lo cual se combina para retardar la curación de la quemadura. 
  Lo mejor para éstos casos son el áloe vera y espliego. Ambos son productos estrella para éstos casos. Alivian el dolor y la  inflamación, ayudan a sanar las células dañadas, impiden la infección y evitan, al menos en parte, la ulceración. 
  Si es lo bastante afortunado como para disponer en su casa de una planta de áloe, corte una hoja de las más exteriores, que son las viejas (deje las nuevas, interiores, para que puedan crecer y reemplazar las viejas). Retire la fina membrana que la protege, a modo de una piel, y aplique con suavidad la sustancia gelatinosa que aparece a la vista directamente sobre la piel quemada. Reponga la hoja gastada con otra, tantas veces como sea necesario. Las hojas enteras (sin pelar) pueden mantener todas sus propiedades durante algo más de una semana si las guarda en el frigorífico (mejor en el congelador para que dure más).

  Gel de áloe casero

1/4 de taza de áloe peladas  150 unidades internacionales de vit. C en polvo

* Triture bien las hojas de áloe con una batidora eléctrica y use tantas hojas como sean necesarias para conseguir 1/4 de tazas de puré. Vierta la vitamina C, que actúa como conservante. Guarde en el frigorífico. El frío también ayudará a aliviar la quemadura.

Aerosol de áloe para las quemaduras

115 de jugo de áloe
1/2 cucharadita de aceite de vit. E
1/8 de aceite esencial de espliego

* Mezcle los ingredientes. Vierta el producto en un frasco con dispositivo pulverizador. Agite. Aplique sobre la quemadura sin tocarla. La vitamina E facilita la curación. Asegúrese de usar jugo de áloe, no gel, que atascaría el pulverizador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario