Y de lo más natural

(¯`v´¯) `*.¸.*´ ¸.•´¸.•*¨) ¸.•*¨) (¸.•´ (¸.•´ .•´ ¸¸.•¨¯`•.Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ

26 jul. 2011

Tratamiento para eccemas

Existen básicamente dos tipos de eccemas; el que se produce por contacto y el llamado atópico. El primero se produce cuando existe un roce estrecho entre la piel de la persona y la ropa o cualquier otra sustancia. De esta forma, cada vez que el individuo se expone a ese contacto surgirá la alergia. Por ejemplo puede originarse tras la manipulación de elementos químicos, por el contacto con los metales como el níquel en aros, relojes, pulseras o cadenas o por el uso de algún producto para la higiene. La función del dermatólogo en este caso será averiguar cuál es la sustancia que provoca la alergia. Mientras se identifica la sustancia problemática lo mejor es usar cremas antiinflamatorias, descongestivos locales o tratamientos por vía oral.

Por otra parte, el eccema atópico se produce según las características genéticas del sistema inmunitario del individuo. En este caso se produce un problema respiratorio de origen asmático. Este síntoma va acompañado de elevados picores lo que provoca una irresistible necesidad de rascarse. La compulsión al rascado crea infecciones en las heridas. El tratamiento para estos eccemas atópicos es difícil de determinar pero, son útiles los antiinflamatorios locales o antihistamínicos siempre bajo la preinscripción médica.
En episodios con pocas lesiones son útiles los antiinflamatorios locales además de antihistamínicos administrados por vía oral. En brotes extensos se recurre incluso a tratamientos que modifican el estado inmunológico. Estos medicamentos, de gran eficacia, requieren de una evaluación estrecha por el especialista.
  
Aqui va un eficaz truco casero para evitar los molestos picores que producen los eccemas y facilitar su curación. Tan sólo vamos a necesitar aceite esencial de manzanilla o lavanda, a nuestra elección, y un poco de aceite de oliva virgen, dos productos muy fáciles de encontrar, y que muchos ya tendremos por casa. En una proporción de seis gotas de nuestro aceite esencial preferido por una cucharada de aceite de oliva virgen, aplicándolo en forma de masaje circular para facilitar la absorción, durante al menos tres o cuatro minutos. El alivio será instantáneo.Tomar infusiones de ortiga, diente de león porque calman el picor.
 
También podemos alternarlo con el aloe vera, frotando con su pulpa en la zona afectada o aplicarnos una crema casera a base de zumo de pepino y col.

No hay comentarios:

Publicar un comentario