Y de lo más natural

(¯`v´¯) `*.¸.*´ ¸.•´¸.•*¨) ¸.•*¨) (¸.•´ (¸.•´ .•´ ¸¸.•¨¯`•.Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ

30 jun. 2011

Agua, fuente de vida

Si observa con atención un río, se dará cuenta de que éste siempre tiene la tendencia a formar remolinos, y no avanza en línea recta, sino que se abre camino en el paisaje formando meandros. Incluso una gota de lluvia, que golpea una ventana, no baja de manera recta, sino que forma permanentemente pequeños remolinos. En nuestras tuberías el agua no puede formar estos remolinos, su energía se atasca y su estructura molecular se apelmaza. El agua ya no se sabe fresca y vitalizante, sino sosa y dura. Le pasa lo que a nosotros después de estar, por ejemplo, en un autobús o un metro apretados, en un trayecto en hora punta. Al salir nos sentimos agotados y sin energía, igual que el agua del grifo cuando es transportada a enorme presión por tuberías rectas.
Lo mismo puede pasar con el agua mineral que muchas veces se extrae con mucha presión a gran profundidad, lo que hace ser un agua "inmadura" porque no mana naturalmente en la superficie, y además lleva semanas, e incluso meses, en botellas de plástico, lo que la hace perder su vitalidad, y ya no nos puede dar el impulso energético que es capaz de ofrecernos un vaso de agua de manantial de una fuente en la montaña. Fuente:Natural

No hay comentarios:

Publicar un comentario