Y de lo más natural

(¯`v´¯) `*.¸.*´ ¸.•´¸.•*¨) ¸.•*¨) (¸.•´ (¸.•´ .•´ ¸¸.•¨¯`•.Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ

30 jun. 2011

365 manera para ayudar al Planeta

 A menos que hayas pasado los últimos años en una isla desierta, o en la cima de una montaña, probablemente te hayas dado cuenta de que nuestro planeta parece en apuros; también es muy posible que te preocupe, pero que, con lo ocupado que estás, no encuentres la forma de ayudar. El objetivo de escribir éstas notas, recogida del libro (365 Maneras de Salvar el Planeta), es dar y orientar a las personas que, teniendo ganas de desempeñar un papel en el cuidado, directamente o no, en el cuidado del entorno.
 Antes, la situación del medio ambiente era un tema marginal. De vez en cuando podía captar nuestra atención una campaña bien publicitada para salvar a algún animal de la selva, o un rincón pintoresco de nuestro paisaje, pero era ffácil etiquetar a los guerreros y agoreros ecológicos como los típicos "alternativos" con buenas intenciones, cuya inquietud ante el destino de algún ignoto escarabajo y alguna remota marisma no guardaba la menor relación con nuestras vidas. La naturaleza parecía tan resistente, el planeta tan grande y los científicos tan listos que resultaba inconcebible que nuestro estilo de vida pudiera herir de gravedad la trama de la vida.
 Pero todo ha cambiado muy deprisa, y ahora no hay noticiario que no hable del estado de la Tierra, que pone los pelos de punta. Una pequeña parte de los habitantes del planeta (nosotros, la humanidad) lo está dañando irreversiblemente, desbaratando sus sistemas de mantenimiento y poniendo en jaque el porvenir de todas las especies que lo comparten con nosotros, y lo más importante, el porvenir de nuestros hijos.
 Todos estos problemas pueden parecer muy alejados de la realidad de nuestra vida cotidiana, salvar el planeta puede parecer más allá de nuestras fuerzas.
 Pero no es imprescindible ir sobrado de tiempo o de dinero, ni tener una capa, ropa interior puesta por fuera o poderes especiales, para participar en el cuidado del planeta. Los destrozos que causamos son el resultado directo de cómo elegimos vivir. Prácticamente todo lo que hacemos tiene una incidencia en la naturaleza. La conclusión es que cualquier cambio en nuestra día a día, desde el momento de levantarnos hasta el de acostarnos , supone una oportunidad para cuidar mejor el planeta sin alargar demasiado nuestra lista de quehaceres.
 Dar prioridad al planeta es una actitud mental que puede aplicarse a todas nuestras actividades. Lo emocionante es que a medida que se hace más visible el reto de vivir de un modo sostenible, en todo el mundo surgen personas y organizaciones que reaccionan con toda clase de acciones creativas, innovaciones e iniciativas, desde las minúsculas hasta las colosales.
Esta guía contiene una mezcla heterogénea de medidas paraayudar a proteger y crear una sociedad más just y equitativa para sus habitantes. Algunas consisten en cambios casi nimios en las costumbres personales, pero que repetidos a diario, durante toda una vida, podrían tener una incidencia enorme. Otras son ideas para decisiones a más largo plazo, ajustes en nuestro estilo de vida que requieren mayor compromiso o implicación. También se abordan temas clave de medio ambiente como el cambio climático y las fuentes de energia renovables. No existe una receta única para vivir en perfecta armonía con el planeta, pero está claro que hay más de 1001 acciones positivas con las que contribuir en ello.
 Busca las propuestas que más te gusten, y vive la Tierra como si tuvieras la intención de quedarte....

Éstas son las 10 primeras ideas y consejos de hoy
  • Que te oigan: Si ves algo que podría ser contaminante, notifícaselo a las autoridades municipales o las de medio ambiente. Quizá ya lo haya hecho alguien, pero es mucho mejor informar doblemente de un problema que no hacerlo ni una sola vez.
  • Céspedes más verdes: La hierba larga retiene mejor la humedad que un césped muy segado;por eso, en verano, no lo cortes antes de que alcance los cuatro centímetros. Así evitarás manchas marrones y un riego innecesario.
  • Compra madera de coníferas: ¿ Es necesario que tus muebles estén hechos de maderas nobles,  poco comunes y de crecimiento lento, pudiendo usar las de pino, alerce o picea, que además de ser bonitas crecen deprisa ( y por lo tanto son más fáciles de renovar) ?
  • Frío por un tubo: Ten siempre una jarra o una botella de agua del grifo en la nevera. Así no derrocharás agua esperando a que salga fría del grifo.
  • La fibra sensible: En vez de alfombrar la casa con fibras artificiales, decántate por materiales naturales como el sisal, el yute, la fibra de coco o el corcho.
  • Aves exóticas, y que lo sigan siendo: Los loros, los guacamayos y otras aves de colores vivos es mejor dejarlos en su entorno natural que forzarlos a hacer de animales domésticos. Lucha contra la caza y el tráfico dejando de comprarlos, y ahorra para unas vacaciones en la selva . Ahí los podrás ver volando en su hábitat natural, y tu dinero ayudará a la gente de la zona en su esfuerzo porque siga siendo así.
  • No hay nada como el bicarbonato: Olvídate de  los productos de limpiezas comerciales. Son caros, y algunos de los gérmenes que eliminan son necesario par mantener el buen funcionamiento de nuestras defensas naturales. Si quieres un producto universal barato y eficaz, que a la vez de limpiador, abrillantador y fungicida, usa el bicarbonato sódico. Con lo que sobre, haz un pastel.
  • El olor del café al despertar: Evita los ambientadores a base de productos químicos. Usa aromas naturalmente placenteros como los popurrís de flores secas, o el pan fresco y el café.
  • Letra impresa: Los periódicos son uno de los materiales más fáciles de reciclar. Cada vez que reciclas un montón de periódicos de un metro de árbol, salvas un árbol de la tala..
  • Tortura con agua: No tiene sentido calentar el agua casi hasta  que hierva para lavarte, porque a menos que seas un fan de "look" langosta hervida tendrás que mezclarla con agua fría. Ahorra energía bajando el termostato del calentador hasta unos sesenta grados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario